Los científicos coreanos crearon baterías que se recargan 120 veces más rápido que las convencionales.





Un grupo de científicos coreanos,pertenecientes al Ulsan Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología (UNIST), han desarrollado una batería de ion de litio de carga rápida, que puede ser  de 30 a 120 veces más rápida que las convencionales. El equipo considera que puede construir un paquete de baterías para vehículos eléctricos con cargas de menos de un minuto.
Uno de los principales problemas con dichas baterías es que toman más tiempo para recargar a medida que crece su volumen físico. Cuanto más grande más tiempo tarda. Se puede evitar un poco reduciendo las baterías más grandes en pequeñas celdas individuales, técnica que se utilizó hasta ahora.
El método coreano toma el material del cátodo: óxido de manganeso de litio estándar (OVM) , y lo remoja en una solución que contiene grafito. Luego, por la carbonización de los OVM empapado en grafito, este último se convierte en una densa red de conductores que se ejecutan en el cátodo, creando la batería de carga rápida. Los resultados confirman  además que  densidad de energía y el ciclo de vida de la batería  permanecen inalterados.




Estas redes de grafito carbonizado actúan eficazmente como vasos sanguíneos, permitiendo que cada parte de la batería se logre cargar al mismo tiempo, y así acelerar la recarga de 30 a 120 veces.
Esta es una batería de ion-litio estándar, que además podría ser utilizada en smartphones y portátiles. Pero la red de conductores aumenta el tamaño total de la batería, por lo que probablemente sea más adecuado para su uso en vehículos eléctricos. Obviamente, al menos por ahora, las baterías de OVM carbonizadas coreanas seguramente no serán baratas.

No hay comentarios: