Alemania construye una autopista de 100 kilómetros para bicicletas.






No se instalarán semáforos y señales, tampoco circularán camiones. Sólo carriles rápidos y lentos.Por ahora se han completado sólo 5 kilómetros.
Conectará diez ciudades alemanas, entre ellas  Hamm, Duisburgo o Bochum, que a su vez conecta universidades renombradas. Y se esperan que 2 millones de usuarios la utilicen con la ventaja de reducción de un total de 50.000 vehículos.