Nuevo policía checo, pero híbrido.






La República Checa recibió un BMW i8 donado por la marca alemana para ser usado por la división tráfico. Se trata de un híbrido con un motor de 1.5 litros y uno eléctrico, generando 362 HP


El i8 fue preparado como un auto para la policía con los colores correspondientes. Lleva instalado un sistema de iluminación LED en el techo.





No hay comentarios: