Bio-Bug: un Volkswagen New Beetle 2004 convertido a metano.




Translogic (AOL), logró encontrar otro proyecto de transporte con una fuente de energía alternativa: residuos .
La planta de Geneco (Bristol Inglaterra)  produce biogás, una mezcla de metano y dióxido de carbono que se utiliza para alimentar a dicho transporte: un Volkswagen New Beetle 2004 ahora bautizado como Bio-Bug
La presión existente en este vehículo es de 200 bar -que proceden de dos tanques ubicados en el baúl-, pero una válvula permite reducir la presión a 2 bar antes de ingresar al motor. La conversión es bastante sencilla y es similar a la adaptación de un motor naftero para que funcione con gas propano. El video a continuación.



3 comentarios:

Cristian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Osvaldo dijo...

Realmente muy buena la iniciativa de la empresa britanica, ojala pueda expandirse al resto del mercado, tanto el modelo como el tipo de combustible, un proyecto muy interesante y para tener en cuenta. yo actualemnte tengo un Volkswagen Gol
Country
y me encantaria poder iplementarle este sistema

Martin dijo...

La verdad es que coincido con el comentario de arriba, es hora de que las compañias se alejen de los combustibles fosiles y se concentren mas en energias limpias, imaginense si el popular volkswagen gol vienese de fabrica funcionando a hidrogeno o electricidad!