Piensan reeditar otro clásico de Mini: el Moke




De todos los estilos de carrocería que Mini presentó en los últimos años - y  fueron muchos- algunos alcanzaron la cllase de objeto de culto, como es el caso del Moke. Como una especie rara tipo buggy, el Mini Moke fue comercializado con diversos problemas hasta 1993. El año anterior BMW había compró lado la marca y posteriormente fue relanzado con su diseño neo-retro.
Desde entonces, Mini jugó con la idea de traer de vuelta el Moke, e incluso mostró el Beachcomber concept en el 2010 ( Salón de Detroit). Pero optó por apoyar al Paceman coupé crossover con su techo fijo. 
Ahora, en asociación con Sicar Ingeniería y automotriz china Chery Motors , el Moke está de vuelta (el nombre  pertenece a BMW) con una forma reinterpretada por el diseñador británico Michael Young. Tiene espacio para cuatro, un refrigerador de hielo integrado, pero sin puertas, techo o ventanas, manteniéndose fiel al aspecto original. 
La potencia proviene de un motor  1.0 litros con menos de 50 caballos de fuerza. Acoplado a una caja manual de cinco velocidades, que impulsa las ruedas delanteras para alcanzar una velocidad máxima de unos 109 Km/h. 
Por otra parte, también hay una versión con motor eléctrico, con un sistema de propulsión sin especificar que se dice alcanza los  37 Km/h, y una autonomía de  120 Km con una sola carga. Sólo 1.000 vehículos están programados para ser producidos cada año, disponible con seis colores exteriores, cuatro interiores y dos en el techo de tela. 


No hay comentarios: