La realidad aumentada se apodera de las las ventanas de Toyota.





La realidad aumentada no parece una buena idea para los conductores de automóviles. Recibir sobre el parabrisas actualizaciones relativas al camino, el clima y el tráfico es muy molesto. Pero Toyota encontró una manera de utilizarla sin poner en riesgo a nadie: ventanas interactivas para los pasajeros .
El fabricante de automóviles se asoció con el Instituto de Copenhague de Diseño de Interacción para construir un sistema que puede utilizar las ventanas traseras de automóviles como pantallas táctiles. Los niños en los asientos traseros pueden recurrir a ellos y ver  que sus diseños interactúan con el medio ambiente al aire libre. Cuando el coche está en movimiento, parecen seguir el movimiento natural del vehículo. Como alternativa, los niños pueden obtener más información acerca de los objetos fijos que estan alejados, así como la distancia en metros. Además, pueden agrandar la imagen que se ve.



Toyota señaló que en las ventanas puede agregarse un idioma diferente cuando se viaja a otro país.
Sin embargo, estas ventanas de realidad aumentada nunca llegaron más allá de la fase de concepto. Toyota publicó las primeras demos en 2011 y ahora, cinco años después, parecen estar muy lejos.


No hay comentarios: