Ginebra 2014: Rinspeed muestra cómo serán en el fururo los coches autónomos.





Si han oído hablar de la empresa suiza Rinspeed, sabrán que siempre se la asocia a los concepts extravagantes, y este  Xchange EV  de conducción autónoma se ajusta a esa descripción, sin dejar de ofrecer esa idea de un futuro aparentemente posible. 
Rinspeed transformó un Tesla Model S en un auto sin conductor.  Claro, se puede manejar por medio del volante, pero entonces perderían de usar la nueva plataforma de información y entretenimiento basada en HTML5; o la sala de cine móvil, la cual es operable a través de controles de gestos.




Por otra parte, tanto el tratamiento interior como la pintura exterior en verde-amarillo sorprenden. La plataforma de información y entretenimiento se dice que está reforzada contra ataques de hackers, el sistema inalámbrico LTE ofrece una transmisión de datos segura, y los sistemas del vehículo a su vez utilizan tecnología RFID para identificar a los conductores autorizados. Teniendo en cuenta las preocupaciones legítimas relacionadas con los coches autónomos en un entorno conectado totalmente informatizado, la alta seguridad es un factor prioritario.


No hay comentarios: