Lo que viene: las casas abastecerán de energía limpia a los vehículos eléctricos.






Las centrales eléctricas europeas a gran escala podrían ser interesantes dentro de una década, gracias a la combinación de los avances en la producción de baterías de iones de litio, de almacenamiento de energía y la producción de energía solar.
 Esos cambios deberían hacer más barato  el producir energía en casa (domiciliaria)  que comprarla en compañías de servicios públicos, lo que podría ayudar a que los costos de la batería caigan en más de un 50 por ciento en 2020 y en casi un 75 por ciento en la próxima década. Esto a su vez,  permitiría reducir los costos de vehículos eléctricos hasta el punto en el que sólo tengan una diferencia de alrededor de 2.000 dólares en comparación con los coches nafteros similares, y luego el 10 por ciento de las ventas de autos nuevos podrían ser eléctricos en 2025. 
Y muchos de esos conductores que posean sistemas de energía solar instalados en sus viviendas, reducirán costos en forma de facturas de servicios públicos - o eliminándolas- y tendrán mejores capacidades de almacenamiento de energía. Todo esto en tan sólo seis años. Eso significa que un montón de hogares en países como Italia, Francia y Alemania tendrán vehículos eléctricos en el garaje cuya energía se producirá a bajo costo por el sol. 

1 comentario:

randy dijo...

Hi, very interesting post thanks for sharing. Can I contact your through your email. Thanks!

Randy
randydavis387 at gmail.com