Salón de Detroit: CR-Z la coupé híbrido de Honda.






Cuando uno ve la cupé CR-Z tiene la sensación de no estar delante de un híbrido, sobresale sobre todo su forma aerodinámica.
Su frente le da una personalidad elegante y su amplia parrilla - con una malla inferior tipo "panal"- está rodeada por ópticas muy triangulares que le confieren ese toque deportivo. Además completan su frontal los splitters que enmarcan a las luces de posición y complementan  el conjunto muy bien. Los paragolpes son integrados, "no se ven" y eso hace al diseño general y la forma en cómo fue concebido. Por otra parte, su vidrio delantero marca un ángulo muy agudo, porque está claro que su posterior termina en hatchback.
En lo que se refiere a su lateral, posee un tenue "rehundido" para darle dinamismo, la apertura de la
puerta está semiescondida y se puede apreciar una línea de cintura alta.



Su parte posterior termina en una luneta que se extiende en forma vertical hasta el paragolpe (que remata con tomas y derivadores), ayudando a integrar las ópticas laterales. Aunque esa terminación  en el diseño afectará su visión trasera.



Con respecto a su interior,  cuenta con un estilo combinado de aluminio negro con plásticos en gris oscuro. El volante lleva comandos, su consola muestra un display con diferentes funciones y el panel de instrumentos se ilumina con  indicadores tridimensionales dando un efecto futurista. Trae además pedaleras deportivas en aluminio blanco perforado.



El CR-Z es un híbrido propulsado por un motor  a combustible de 1.5 litros i-VTEC que se combina con uno eléctrico denominado IMA (Integrated Motor Assist). Según la empresa,  "quería proporcionar una experiencia de conducción personal", por eso incluyó una caja manual de 6 velocidades. Honda  asegura que ofrecerá una potencia de 102 CV. solo con el motor de combustión,  con el IMA la potencia se elevará a 122 CV. En relación al consumo, el promedió será de 5 litros cada 100 kilómetros, con unas emisiones de 117 g/km.


                                El motor eléctrico IMA en primer plano

Asimismo, el CR-Z cuenta con un innovador sistema de tracción con tres modos diferentes: Sport, Normal y Econ. En el primero, los sistemas del automóvil se han mejorado para el rendimiento; la dirección es más sensible y el motor se hace más enérgico. En el modo Econ, los sistemas del automóvil están optimizados para la eficiencia de combustible y el motor eléctrico da prioridad a ayudar a los sistema de aire acondicionado. Por último, el Normal es un trabajo en conjunto entre los dos anteriores, dándole un nivel equilibrado de rendimiento/combustible.
Habrá una dos versiones. Un biplaza para EE.UU.con espacio de guardado trasero. Y una coupé 2+2 ( butacas traseras para niños) para Europa y Japón.

No hay comentarios: