Daimler experimenta con un nuevo sistema de carga inalámbrica.



Se sabe que Rolls-Royce, Toyota, Nissan y Volvo están intentando recargar energía pero sin cables, es decir en forma inalámbrica. Y ahora parece que Daimler les pisa los talones.
Daimler y Conductix-Wampfler están asociándose para comenzar a experimentar con un Mercedes Benz Clace B- Cell Plus. La idea general es que el coche pueda cargar hasta cuando está estacionado (o mientras conduce) a través de una unidad especial. Esto elimina a todo tipo de problemas potenciales con la carga por medio de cables. Las pruebas de Daimler mostradas confirman "la ganancia considerable de confort". La optimización del potencial del vehículo permitirá su uso en futuros modelos de la marca.
Daimler y Conductix-Wampfler contaron con la  ayuda del Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Conservación de la naturaleza y Seguridad Nuclear. Actualmente, la eficiencia de esta tecnología se sitúa en alrededor del 90 por ciento, un poco menor a la capacidad de rendimiento reportada por otras empresas de carga inductivas.
Por otra parte, como dato referencial, Conductix-Wampfler opera  desde 2003 cargando autobuses eléctricos italianos.

No hay comentarios: