Tesla Motors compró el Lotus Sprit sumergible y le instalará un motor eléctrico.





El Lotus Esprit sumergible estuvo perdido por mucho tiempo y fue finalmente  encontrado. Recordemos su participación  en 1977 en la película de James Bond "La espía que me amó" y su subasta en Londres por 966,560 dólares.  En ese momento, la identidad del comprador  se desconocía. Pero ahora se sabe que lo recompró,  Elon Musk , CEO tanto de Tesla Motors como de SpaceX.. Lo sorprendente es que Musk quiere instalar el sistema de propulsión eléctrico de Tesla en el Lotus Sprit transformándolo en un vehículo homologado para calle.





Después de la filmación en  los años 70, el coche fue enviado a Long Island (NY) y se colocó en un contenedor que se pagó por adelantado durante 10 años por el mismo estudio de cine . Después de que el dinero se acabó, fue  vendido a la compañía Storage Wars en 1989 . 
Luego se mostró en público en alguna ocasión a lo largo de los años, pero su valor sigue siendo un misterio. Hasta que el martillo cayó el mes pasado en Londres . Aunque lejos de ser el más valioso de todos los coches Bond (ese honor  es del Aston Martin DB5 utilizado en "Goldfinger "y "Thunderbal"l ,que se vendió por u$d 4.6 millones en una subasta en 2010), el Lotus sumergible es sin duda el más llamativo. 
Fue posible construirlo con la ayuda de la empresa CGI y por otra llamada Perry Oceanografic  (Florida)  quien contrató al ex marino Don Griffin para pilotearlo en la película. A continuación dos videos para recordar el Lotus Sprit en su esplendor.











No hay comentarios: