Se subasta el auto fantástico.






El auto fantástico, el famoso K.I.T.T será subastado por el actor David Hasselhoff. Se trata de una réplica del Pontiac Firebird Coupé 1986, un cinco litros V8 que lleva instalado un volante en forma de "w", botones por doquier, luces y una trompa con la conocida luz roja oscilante.




Un dato: en el disco rígido de la computadora del auto hay grabadas más de 4.000 frases de la serie original, de tal manera que quien lo conduzca tenga la sensación de estar teniendo una conversación con K.I.T.T. (Knight Industries Two Thousand).




La casa californiana Julien's Auctions (www.julienslive.com), lo subastará hasta alcanzar los 50.000 dólares.
Hasselhoff donará lo recaudado junto -con otros objetos de la serie de TV-para ayudar a niños enfermos. Se encontrará en exhibición en el Museo de Íconos de Estilo en Irlanda hasta el 27 de este mes.
 


iShare: se bloquea y desbloquea por código de barras.






El nuevo eléctrico iShare de la compañía Applus IDIADA es un pequeño coche diseñado para ser usado en carsharing (viaje compartido) y en ciudades europeas. 
"El iShare es un ejemplo de un vehículo con todos los aspectos reconsideradas a funcionar a la perfección para el servicio de carsharing" dijo  Ricardo Satué de la empresa Applus, durante la exhibición en el Congreso Mundial SAE esta semana.
La puerta se desbloquea a través de un escáner que lee un código de barras en los teléfonos inteligentes y se asocia con un código PIN. "Todas las claves para el coche son virtuales", dijo Satué. 
El concepto fue diseñado para Europa, en los que se clasificaría como un cuatriciclo pesado. Eso significa que tiene un motor de 15 kW (el máximo permitido) con un par motor máximo de 140 Nm, así como baterías ion-litio de 7 kWh. Pesa sólo 530 kilogramos. La combinación es buena para un estimado de 100 km de distancia y una velocidad máxima de 80 Km/h.
Si se necesita más electricidad extra,  el cargador de 6 kW a bordo y el conector Mennekes Euro-spec llenarán el paquete de baterías en unos 70 minutos. Tiene un  máximo de 2m. de largo, ya que uno de los requisitos era que se pudiera estacionar perpendicular a la calle. Y su interior es de plástico, para mantenerlo limpio dado su uso contínuo (las piezas se pueden reemplazar con facilidad).
El iShare costaría a empresas de carsharing entre 8.000 y 12.000 dólares.